jueves, 21 de marzo de 2013

Al Sur de Puertollano

Al sur de Puertollano
he enterrado a mi amada.
las leyes lo prohíben
pero no he dicho nada.
Tal vez una pradera
acoja sus cenizas
o puede que sus huesos
aproveche una encina.

Al sur de Puertollano
más allá de las vías
del camino de hierro
He heredado una finca.
No sé si antepasado
conocido o amigo,
pues quedó en el secreto,
o quizá en el olvido.

Al sur de Puertollano
yo contemplo mis viñas
mientras surcan el viento
la bellas golondrinas.
¿Si es parte del pasado
qué será de mi vino
mientras busco su abrazo
por el viejo camino?

Al sur de Puertollano
de recuerdo embebido
contemplo el sol ponerse
Apoyado en un pino.
El olor de un naranjo
El sonido de un trino
El balar de una oveja
Y el tiempo detenido.

2 comentarios:

  1. El tiempo detenido... esos momentos son mágicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y se quedan pegados a tu retina, y de vez en cuando son recurrentes y perviven tan solo en un aroma, una luz, un sabor, una canción...

      Eliminar